domingo, 8 de enero de 2017

ORACIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES

I. PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES 

De la misma manera a lo que ocurría con las oraciones subordinadas adjetivas y sustantivas, las oraciones subordinadas adverbiales son aquellas que equivalen a un elemento adverbial, y por lo tanto desempeñan sus mismas funciones (generalmente la función de complemento circunstancial del verbo).  

II. TIPOS DE PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES

El criterio de significado que se utiliza para la clasificación de los adverbios se utiliza también para clasificar las proposiciones subordinadas adverbiales, algunas de las cuales admiten la sustitución por un adverbio o por sintagmas nominales o preposicionales con su mismo significado; son las llamadas subordinadas adverbiales propias. Las demás subordinadas adverbiales no pueden ser sustituidas por ningún adverbio pero, sin embargo, realizan las funciones propias de éste: complemento circunstancial del verbo. 

II.I. PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES PROPIAS 

• De LUGAR.  Las proposiciones subordinadas adverbiales de lugar funcionan como complemento circunstancial de lugar del verbo al que complementan, expresan (como su propio nombre indica) una situación o lugar y llevan como nexo el adverbio relativo DONDE. Por ejemplo, en la siguiente oración…

Deja las cosas [donde te he dicho]                                        
 Nexo                                 
                               Prop Sub Adv (Compl Circ de lugar) 

Puede ocurrir que la subordinada vaya precedida por una preposición, de la misma manera funcionaría como complemento circunstancial de lugar.

De pronto, dirigió su mirada hacia [donde estábamos nosotros]                                                                                                                                                                              
Las proposiciones subordinadas adverbiales de lugar pueden ser sustituidas por un adverbio de lugar como allí o ahí (por ejemplo).

Deja las cosas donde te he dicho [Deja las cosas allí].

• De TIEMPO.  Las oraciones  subordinadas adverbiales de tiempo funcionan como complemento circunstancial de tiempo del verbo al que complementan, expresan (como su propio nombre indica) una época o momento en el tiempo y llevan como nexo fundamental el adverbio relativo CUANDO aunque también se utilizan como nexos los adverbios MIENTRAS y APENAS y las locuciones conjuntivas TAN PRONTO COMO, A MEDIDA QUE, EN CUANTO… Ejemplos: 

Compra tú el pan [cuando vuelvas del trabajo]
                                          nexo
                                        _________________________________                                                                                                                                                                                                                                                             
                                         Or. Sub. Adverbial . CCTiempo

Quítalo del fuego [apenas empiece a hervir]
                                         Nexo
                                      _______________________________
                                     Or. Sub Adverbial-  CCT      

Llámame [tan pronto como  puedas] 
           Nexo      
_____________________
Or. Sub, adverbial. CCT     


Las proposiciones subordinadas adverbiales de tiempo pueden ser sustituidas por un adverbio de tiempo como entonces o luego o cualquier otro adverbio de tiempo. Por ejemplo:  

Compra el pan cuando vuelvas del trabajo. Compra el pan luego .

• DE MODO.   Las proposiciones subordinadas adverbiales de modo funcionan como complemento circunstancial de modo del verbo al que complementan, expresan (como su propio nombre indica) una manera o forma de realizarse algo y llevan como nexo fundamental el adverbio relativo COMO, sin embargo, también se utilizan como nexos SEGÚN, CONFORME y la locución conjuntiva TAL Y COMO. Ejemplos:
     
Actúa [como creas conveniente] 
                  Nexo
              ________________________________
               Or.  Sub. Adverbial- CC Modo

Lo he hecho [según  me dijiste]                                                      
                              Nexo
                           _______________________
                          Or.  Sub Adverbial-CC Modo)
  Dice las cosas [tal y como las piensa]
                                   Nexo               
                                 ____________________________                        
                                  Or.  Sub Adverbial- CC Modo

Las proposiciones subordinadas adverbiales de modo pueden ser sustituidas por el adverbio de modo así. Por ejemplo:

Actúa como creas conveniente – Actúa así

II.II PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES IMPROPIAS (O CIRCUNSTANCIALES NO ADVERBIALES)

Las oraciones adverbiales impropias, también denominadas or. Circunstanciales no adverbiales por no equivaler a un adverbio ni poderse sustituir por una de ellos. Se clasifican en:

• CAUSALES  Las proposiciones subordinadas adverbiales causales aportan (como su propio nombre indica) significados de causa, motivo o razón. Este tipo de proposiciones subordinadas desempeña la función de complemento circunstancial de causa del verbo al que complementan. De esta manera en la oración… 

El niño lloraba [porque se había caído]
                                   Nexo 
                                 _____________________________
                                 Or. Sub. Adv. imp. – CC Causa

En las oraciones causales hay que distinguir:

- Las que forman parte de una oración compleja, en la que ejercen la función de CC. De causa del verbo principal.

El suelo está mojado porque ha llovido. = El suelo está mojado por eso. (or. Compleja por subordinación adverbial causal).  

- Las que ejercen la función de un CC de causa de la oración principal en un conjunto oracional. (Van separadas por coma. Se conocen como causales de la enunciación porque indican el motivo de lo que el hablante dice).

Como ha llovido, el suelo está mojado. (Conjunto oracional, or. Sub. Adv. Causal de la enunciación – CC causa)

Ha llovido, porque el suelo está mojado. (Conjunto oracional, or. Sub. Adv. Causal de la enunciación – CC causa)


El nexo más utilizado para introducir las subordinadas causales es la conjunción PORQUE, pero también se emplean otras conjunciones y locuciones conjuntivas como: PUES, COMO, QUE, PUESTO QUE, YA QUE, A CAUSA DE QUE, EN VISTA DE QUE.


[Como ya he acabado], me voy a dar un paseo.
  Nexo
___________________
Or. Sub. Adverbial. CC causa

Abrígate más, [que hace frío]
                       Nexo
                              ___________________
                               Or. Sub. Adv. Imp. CC Causa


• FINALES  Las proposiciones subordinadas adverbiales finales desempeñan la función de complemento circunstancial de finalidad del verbo al que complementan y expresan el fin o la intención que persigue lo expresado por el verbo.

El niño lloraba [para que su madre le hiciera caso]
                        Nexo
                                __________________________________________
                                 Or. Sub. Adverbial. CC Finalidad
El nexo más frecuente para introducir las subordinadas adverbiales finales es la locución conjuntiva PARA QUE, sin embargo, también se utilizan otros como la conjunción QUE y las locuciones conjuntivas A QUE, A FIN DE QUE y CON VISTAS A QUE.

 He venido [para que  me expliques una cosa]
                           Nexo
                        _________________________________________
                                   Or. Sub. Adverbial imp. – CC Finalidad


Está haciendo un curso [con vistas a que lo asciendan en el trabajo]
                                        Nexo
                                   _______________________________________
                                      Or. Sub. Adverbial imp. – CC finalidad

Al igual que las causales, si van separadas por coma, ejercen la función de complemento circunstancial de finalidad de la oración principal en un conjunto oracional. Se conocen como finales de la enunciación.

He aprobado, para que te enteres. (He aprobado, (te lo digo) para que te enteres).


  • CONCESIVAS.  Las proposiciones subordinadas adverbiales concesivas desempeñan la función de complemento circunstancial del verbo al que complementan y expresan un hecho que, aunque se opone a lo expresado por el verbo, no impide que se cumpla. Por ejemplo, en la siguiente oración… 

[Aunque  no tengo hambre], cenaré algo.
  Nexo
________________________________
Or. Sub. Adv. Concesiva - CC


la subordinada adverbial concesiva aunque no tengo hambre realiza la función sintáctica de complemento circunstancial del verbo cenaré y expresa algo que se opone al hecho de cenar, pero no lo impide.

Además de AUNQUE, se utilizan como nexos introductorios de las subordinadas concesivas las locuciones A PESAR DE QUE, SI BIEN, AUN CUANDO, PESE A QUE.        

Todavía hace mucho frío, [si bien ha salido el sol]
                                                           nexo
                                                       ____________________________
                                                        Or. Sub. Adver. Concesiva – CC

 • CONSECUTIVAS.  Se da el nombre de subordinadas consecutivas a aquellas proposiciones que guardan con la principal una relación de causa – efecto; es decir, la subordinada expresa la consecuencia (efecto) de lo expresado por el verbo principal (causa) dentro de una oración compleja. Existen dos grupos o clases de consecutivas:    

    - No intensivas o ilativas:  Indican una mera deducción de lo manifestado por el verbo principal.

Tengo sueño, [así que me voy a la cama]    (Ilativa)
                      Nexo
                               _________________________________
                                        Or. Sub. Adv. Consecutiva  - CC
           
    - Intensivas: En ellas, la consecuencia se deriva directamente de la intensidad de cuantificador de la proposición principal.

Tengo tanto sueño [que dormiría durante cuatro días seguidos].
              Intensif./cn          Nexo
                                        _____________________________________________________
                                          Or. Sub. Adverbial. Consecutiva  intensiva – CC 

Los nexos de las subordinadas consecutivas no intensivas más frecuentes son PUES, CONQUE, LUEGO, y las locuciones conjuntivas ASÍ QUE, POR TANTO, ASÍ PUES, DE MODO (MANERA, FORMA) QUE, etc…

Pienso, [luego existo].
                   Nexo
                 _________________
                  Or. Sub. Adv. Consecutiva ilativa – CC


El nexo que encabeza las proposiciones subordinadas intensivas es QUE, pero está relacionado con un intensificador que debe aparecer con anterioridad (en algunos casos el intensificador puede estar omitido).  Los intensificadores más habituales son TANTO (- A, -OS, -AS), TAL (-ES), TAN, DE TAL MODO, DE TAL MANERA.

Don Quijote leía tantas novelas de caballerías [que se volvió loco].
                       Intensificador                                               nexo
                                                                                                 ________________________
                                                                                        O.S. Adv. Consecutiva intensiva CC


Tengo tal calor [que me voy a deshidratar].         
         Intensif.           Nexo
                                _________________________________
                                 Or. Su. Adv. Consecutiva intensiva CC

Sirvió la sopa tan caliente [que abrasaba].
                   Intensif.                  Nexo
                                                        __________________
                                                        Or. Sub. Adv consecutiva-CC

• COMPARATIVAS.  Las oraciones comparativas son las que establecen la comparación entre dos términos. Son oraciones subordinadas que desempeñan la función de complemento del adverbio o del cuantificador dentro de la oración compleja. Van introducidas por la conjunción que (correlativa a los adverbios más o menos) o por la conjunción como (correlativa de tan o tanto).

Eso es tan grande como yo me imaginaba.
               Intensf.            Nexo
                                     _____________________________
                                     Or. Sub. Adv. Comparativa – CC

Este café es mejor de lo que me esperaba.
                           Intens       nexo
                                        _____________________________
                                         Or. Sub. Adv.  Comparativa – CC

Me gusta tanto como comer con los dedos.
                    Intensf.   Nexo
                                _________________________________
                                Or. Sub. Adv. Comparativa – CC

• CONDICIONALES.  Las oraciones subordinadas adverbiales impropias condicionales realizan la función de complemento circunstancial  del verbo al que complementan en un conjunto oracional y expresan una condición que ha de cumplirse para que pueda cumplirse lo designado por él.

Una oración condicional mínima está formada por la prótasis y su apódosis. La prótasis introduce el supuesto, la hipótesis, cuya conjunción más frecuente en español es si, mientras que la apódosis indica la consecuencia o el resultado de lo expresado por la condición.

Iremos a la playa    si no llueve.
O. ppal. (apódosis)              O. sub. (prótasis) CC

La conjunción SI es el nexo más utilizado para introducir las proposiciones subordinadas adverbiales condicionales; sin embargo, también se suele utilizar COMO y las locuciones conjuntivas A CONDICIÓN DE QUE, y SIEMPRE Y CUANDO.

[ Como  no se aleje la tormenta], no podremos salir.
   nexo
______________________________________
Or. Sub. Adv. Imp. Condicional – CC


Es importante no confundir la conjunción condicional SI con la conjunción Si que introduce las subordinadas sustantivas interrogativas totales. Para ello hay que tener en cuenta que la subordinada condicional no realiza nunca una función propia de un sustantivo, sino la de complemento circunstancial, por lo que nunca puede ser sustituida por un pronombre, sustitución que sí admite la subordinada sustantiva. Dime si vas a venir. (Dime eso)

    

II. III. PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES DE GERUNDIO 

El infinitivo, el gerundio y el participio son formas verbales no personales que realizan funciones similares a las del sustantivo, adverbio y adjetivo respectivamente. De la misma manera que existen proposiciones subordinadas sustantivas de infinitivo, también tenemos proposiciones subordinadas adverbiales de gerundio. Al igual que las subordinadas adverbiales, las subordinadas de gerundio desempeñan la función de complemento circunstancial del verbo, y los valores semánticos (de significado) que expresan pueden ser de diversos tipos: 

• De tiempo. [Subiendo por la carretera] encontré las llaves
• De modo.   No comas [haciendo esos ruidos]
• Causal.  [Conociendo su carácter] no quise decirle nada
• Condicional.  [Portándote de esta manera] no conseguirás nada
• Concesivo.  [Aún sintiéndose mal] acudió al trabajo 

Como puede observarse, las subordinadas de gerundio no llevan nexo que las introduzca y tampoco llevan sujeto. Pueden considerarse variantes de las subordinadas adverbiales con verbo en forma personal y su análisis sintáctico es idéntico. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario