lunes, 27 de febrero de 2017

LOS GIRASOLES CIEGOS (El capitán alegría...)

Antonio Jesús Fernández Rodríguez 2ºC

COMENTARIO DE TEXTO: LOS GIRASOLES CIEGOS. ALBERTO MÉNDEZ.

Este fragmento de la novela de Alberto Méndez ambientada tanto en la guerra civil como en los años posteriores de la guerra civil española, se corresponde con el primer relato, en el cuál, un joven capitán de intendencia del ejército Franquista se entrega a las tropas republicanas tras enterarse que la guerra estaba ganada por el ejército nacional. Concretamente este fragmento es posterior la primera muerte del capitán Alegría tal y como el mismo la denomina ya que ha sobrevivido a un fusilamiento y se dirige a su pueblo donde vuelve a ser detenido.

Alberto Méndez realiza una narración aparentemente sencilla pero con una gran elaboración, directa, partiendo de vivencias de personajes que dentro de la ficción otorgan una gran la verosimilitud a la narración literaria. 

Aparentemente los relatos de las cuatro derrotas no tienen relación más allá de la temática que trata, el dolor, el sufrimiento ocasionado por la guerra, pero el autor hace un excelente trabajo relacionando dichos personajes a lo largo de toda la novela creando así una unidad temática global.

“Soy de los vuestros”, no simboliza el miedo del Capitán alegría ante la posibilidad de volver a ser arrestado y ajusticiado, “soy de los vuestros” simboliza el ser una víctima más de la guerra, en donde la victoria no tiene valor ninguno si no se termina con el enemigo, en donde familias, vecinos, amigos, han sido separados no por ideologías, sino por intereses propios tal y como recoge en el tercer relato “esperé a que mi tío se posicionara en un bando, para apuntarme en el contrario”.

Es una novela con un trasfondo muy crítico, mostrando la oposición del autor a la guerra civil, a los hechos sucedidos en la misma, la situación de miseria, dolor e impotencia.


Realmente las víctimas no son solo los muertos en la guerra, las víctimas son todas aquellas personas que sobreviven a ella, porque saben que sus vidas nunca serán iguales, ya sea por haber perdido a algún familiar o por haberla vivido, convirtiéndose en personas desorientadas en la vida, las cuales viven sin vivir, son arrastrados por la vida como un palo arrastrado por la corriente de un rio. Sin motivaciones, aspiraciones y siempre con la marca de lo que fue estar en el campo de batalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario